Efecto del control de predadores generalistas en caza menor
Efecto del control de predadores generalistas en caza menor

Estado del proyecto

En curso

Objetivos del proyecto

Financiado por la Federación Extremeña de Caza a través de las ayudas a la investigación en el sector cinegético 2020 – 2023, busca analizar el efecto de control de predadores generalistas en las poblaciones de caza menor y otras especies.

En la actualidad, las especies de caza menor, especialmente las ligadas a medios agrícolas, se encuentran en regresión en el conjunto de la Península Ibérica. Se trata de un escenario opuesto a lo que sucede con las especies de ungulados y carnívoros. Como causa principal, cabe señalar el cambio tan drástico que ha sufrido el paisaje. Entre otros factores, fruto de la intensificación agrícola.

Papel de los predadores generalistas

No obstante, no está del todo claro el papel que tienen los predadores generalistas, incluyendo los antropófilos, en esta regresión. De hecho, en las especies de caza menor se acepta que la depredación es un factor más y que puede interactuar con otros. Entre ellos, la calidad del hábitat, el clima, la competencia entre especies, enfermedades, sobre-caza y disponibilidad de alimentos y agua.

Así, el proyecto busca mejorar este conocimiento sobre el efecto del control de predadores generalistas, separándolo del efecto que pueda tener el hábitat. Tanto en especies de caza menor, como en otras especies y en los propios predadores.

Cabe destacar que sus resultados serán altamente replicables en los cotos de Extremadura y toda España. Así, servirán de ayuda en la toma de decisiones en los cotos que quieran recuperar las especies objetivo y otras que puedan verse beneficiadas. Además, servirá para profundizar en la eficiencia de los métodos de control de predadores utilizados en la actualidad. Todo ello podrá repercutir en la normativa vigente al respecto.

Metodología empleada

El proyecto se realizará íntegramente en fincas y cotos situados en la Comunidad Autónoma de Extremadura. Para ello, se seleccionarán dos zonas independientes de alrededor de 500 – 1.000 hectáreas cada una.

Las dos zonas serán homogéneas en relación al hábitat, la gestión cinegética y agraria, así como a las densidades de perdiz al comienzo del proyecto. No se practicará caza menor o bien estará muy limitada. En función de la realización de control de predadores, se trabajará en las siguientes zonas:

  1. Zona experimental: en la que se realizará control de predadores oportunistas.
  2. Zona testigo: en la que no se realiza control de predadores y sirve como testigo para comparar con la zona experimental.

En ambas zonas llevaremos a cabo, a través del equipo de investigación de Fundación Artemisan, las siguientes actividades:

  1. Muestreos de fauna: realización de censos diurnos y nocturnos para medir indicadores poblaciones de las especies de caza menor y de los predadores.
  2. Fototrampeo: se utilizará para medir la diversidad y distribución de la comunidad de predadores.

El control de predadores generalistas se realizará únicamente en la finca experimental gracias a la contratación de un Guardia Rural. Las especies objetivo del control de predadores serán el zorro (Vulpes vulpes), la urraca (pica pica) y el gato doméstico asilvestrado (Felis silvestris). Además, cuando sea necesario y mediante autorizaciones de la administración, se controlarán tanto el jabalí (Sus scrofa) como el meloncillo (Herpestes ichneumon). Esto se hará mediante solicitudes para prevenir daños importantes a la ganadería o a especies silvestres.

Resultados

Año 2021

Desde el 2021, el proyecto se está llevando a cabo en dos fincas de la provincia de Badajoz, dotadas de un mismo hábitat (predominando dehesa y monte bajo), y con similar gestión agraria y densidad de perdiz en el inicio del proyecto. Ambas fincas están separadas 5 kilómetros entre sí, lo que asegura que, lo que pasa en una finca, no afecta a la otra.

En una de las fincas se realiza control selectivo de predadores oportunistas por parte de un Guarda Rural especialista en control de predadores (finca experimental), y en la otra no se realiza dicho control (finca testigo). En ninguna de las fincas se cazan especies de caza menor durante los tres años de duración del proyecto.

Estamos, por tanto, en un estudio tipo «BACI» (en sus siglas en inglés), donde se estudia el impacto de controlar (o no) a los depredadores sobre especies cinegéticas a lo largo de 3 años, comparando resultados entre ambas fincas.

Muestreos de fauna

Para este estudio se realizan censos diurnos, tomando indicadores poblacionales de la perdiz roja, el conejo, la urraca y de la diversidad de avifauna en general, y se desarrollan dos campañas de censo: pre-reproductor (febrero/marzo) y post-reproductor (julio/agosto) en los que se repiten recorridos de censo durante tres días consecutivos, con tres réplicas en cada campaña.

La metodología de censo son los transectos lineales de ancho variable durante las primeras horas del día, en los que se anota la distancia de cada observación y el ángulo respecto a la línea de progresión. Así, podemos hacer estimas de densidad.

Por otro lado, se hacen censos nocturnos, en este caso centrados en tomar indicadores poblacionales de los predadores de actividad nocturna (zorro, gato doméstico y mustélidos), la liebre y el conejo, en un primer periodo de enero y febrero, y un segundo periodo entre agosto y septiembre, con las mismas réplicas y metodologías que las utilizadas en los censos diurnos.

Dado que algunas especies nocturnas de predadores son difíciles de detectar, se utiliza foto-trampeo para conocer la distribución y abundancia relativa de estas especies. Las cámaras se colocan según una distribución homogénea, distanciadas lo máximo posible entre ellas y asegurando que todos los hábitats están suficientemente representados.

Especies objetivo de control

Las especies objetivo de control son el zorro, urraca, gato doméstico y el jabalí. A continuación, mostramos los métodos y modalidades permitidas para cada especie:

Jabalí: aguardo todo el año y caza al salto durante el período hábil. Se controla todo el año por la problemática que genera tanto a especies cinegéticas como al ganado.

Zorros: lazos Collarum y Belisle, de marzo a septiembre, caza al salto durante el período hábil y perros en madriguera de octubre a abril.

Gatos asilvestrados: con escopeta todo el año y jaulas selectivas del 15 de noviembre al 15 de marzo.

Urracas: con jaulas de marzo a septiembre y caza al salto durante el período hábil.

Resultados preliminares

En marzo del 2021, arrancó el proyecto con la monitorización de las especies de caza menor y predadores en las dos fincas. Posteriormente, el Guarda Rural contratado para tal fin comenzó a realizar el control de predadores en la finca experimental. En 2021 se han conseguido los siguientes resultados de capturas:

Capturas totales

Como se aprecia en las figuras, los zorros y jabalíes son las especies más frecuentemente capturadas, aunque siguiendo un distinto patrón temporal, destacando al captura frecuente de gatos domésticos en el medio natural. Estos son una importante amenaza tanto para especies cinegéticas como no cinegéticas. Por otra parte, las capturas de urracas fueron más frecuentes de mayo a julio, lo cual podría deberse a que en esa época del año ya existen juveniles de urraca que han nacido en los meses anteriores.

En verano de 2021, llevamos a cabo la monitorización de las polladas de perdiz en varios períodos, incluyendo julio y agosto, cuando ya tenemos «igualones», es decir, perdices con una edad de 2 a 3 meses. La división entre el número total de igualones y adultos contados, que nos indica cómo fue la temporada de cría, fue mayor en la finca experimental, lo cual confirma una mejor temporada de cría en esta finca.

Dado que este estudio tiene tres años de duración, en los próximos años podremos evaluar el efecto de control de predadores oportunistas sobre la perdiz y otras especies, así como los propios predadores.

Patrocinador

Noticias

103, 2021

Fundación Artemisan llevará a cabo un proyecto sobre control de predadores financiado por FEDEXCAZA

Por |1 de marzo de 2021|Categorías: Control Predadores, Noticias|0 Comentarios

La Fundación Artemisan va a desarrollar durante tres años un proyecto sobre el efecto del control de predadores generalistas en las poblaciones de caza menor y otras especies, gracias a la financiación de la Federación Extremeña de Caza, dentro de la línea de ayudas a [...]

Título

Ir a Arriba